Como Utilizar Mentalidad Emprendedora En Tu Negocio

Trabajando con mentalidad emprendedora

Una persona con mentalidad emprendedora es alguien que sabe que de la nada, solamente con el capital de la idea, descubre e identifica una oportunidad de negocio y es capaz de conseguir los recursos necesarios para llevarla a cabo.

En nuestros tiempos hay grandes emprendedores, de gran fama como Donal Trumph y Guy Kawasaki que han logrado levantar grandes imperios y nos dan algunos de su consejos.

Factores clave que utiliza una mentalidad emprendedora:

Tener conciencia

No lo hagas todo por azar. Toma conciencia de lo que quieres hacer, de lo que va a tratar tu negocio, de lo que vas a emprender. Abre bien los ojos. Toma en serio tu emprendimiento que no es una distracción, es un enorme compromiso con las metas establecidas donde la derrota está fuera de discusión.

Ser creativo

Si quieres triunfar como emprendedor, hay que usar la creatividad y pensar de forma diferente a como lo hace la mayoría de las personas para así captar la atención de tu público. Este es un punto crucial. Pasar de las ideas creativas a la realización del proyecto exige al emprendedor mucha autodisciplina, suficiente valor y compromiso personal.

Actuar con dinamismo

Debes tener grandes ideas, pero también la energía para que se realice con ritmo e intensidad acelerada.

Mantenerse enfocado

Tan pronto como pierdas el foco de tu emprendimiento pierdes el nivel de dinamismo. Muchas personas talentosas han fracasado porque no han sido capaces de mantenerse enfocadas.

El fin de la empresa no debe ser el dinero

Kawasaki asegura que todo empresario cuyo fin sea ganar dinero está condenado a fracasar. El empresario debe hacer una labor social ayudando a cubrir a los clientes una necesidad que les haga más fácil la vida. El que se enfoca en solo ganar dinero, no lo conseguirá y su negocio será un fracaso.

Los clientes son un tesoro

Cliente de un emprendedor

Siéntete muy afortunado y contento. Enfócate en escuchar primero a tus actuales clientes, céntrate en ellos, resuelve sus necesidades, ya habrá después tiempo para hacer nuevos clientes y escuchar sus pedidos.

Mirar siempre la solución y no el problema

Hagas bien o hagas mal siempre tendrás desafíos y problemas en tu negocio. Es parte de la vida. Enfócate siempre en solucionar el problema y que éste no te aplaste. Aprende a pensar en positivo. Nunca te rindas.  No entres al grupo de los que abandonan. No abandones un emprendimiento por más problemas que tengas. Siempre hay una solución y los tiempos malos para tu empresa pasarán. Ten paciencia.

Mirarse a si mismo como triunfador.

Persona triunfadora porque ha hecho uso de su mentalidad emprendedora

Toma los problemas como desafío y siéntete feliz de resolverlos. Analiza los problemas desde todo ángulo de visión posible, anticípate a los acontecimientos y mírate como victorioso antes de comenzar. Así no tendrás ningún sentimiento de negatividad.

Perder el miedo a exponer tu idea y a conquistar al público.

Este es uno de los requisitos principales de un buen emprendedor. Tienes que perderle el miedo a la críticas y prepararte para desarrollar habilidades de un buen emprendedor, aprendiendo cosas nuevas, nuevas tecnologías, técnicas para mejorar, valores para seguir y hacerte un buen profesional.

Ser inteligente.

Tienes que estar siempre abierto a la innovación y no te sientas mal con lo que no tienes, usa lo que tienes para conseguir éxito y ama tu trabajo. No podrás sentirte exitoso si no amas lo que haces.

Deja a un lado las frases negativas como: “quizás dé buen resultado; lo voy a intentar y veremos que pasa; esto no funciona….”. Sé siempre optimista. No te dejes vencer por pequeñeces, no te ahogues en un vaso de agua.

Todas las imágenes son de Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *