Cultiva Alimentos Sanos Y Deliciosos En Tu Jardín Orgánico.

Hortalizas cultivadas en el jardín orgánico

Cultivar tus propias hortalizas, verduras, frutas y hierbas, puede ser increíblemente gratificante y saludable. En la actualidad estos cultivos orgánicos son conocidos como aquellos métodos de producción de alimentos pura y exclusivamente naturales. Muchos jardineros dependen de pesticidas, herbicidas y fungicidas sin mencionar los fertilizantes químicos para ayudar en el proceso del cultivo del jardín. Pero en este caso no se los necesita, porque sobre todo son insalubres. Todas esas verduras nutritivas y deliciosas son mucho más saludables si no contienen productos químicos nocivos.

Pasos para el cultivo del jardín orgánico

Hermosos tomates orgánicos

Paso # 1 Prepara el terreno.

Debido a que el suelo es la base del jardín, es importante asegurarse de que esté lleno de los nutrientes adecuados para una buena producción. Mezcla material orgánico como compost, humus, guano. Y si puedes haz analizar el suelo para comprobar que esté apto para el cultivo. Las condiciones adecuadas del suelo pueden marcar la diferencia entre una cosecha escasa y hortalizas de primera calidad.

Como hemos dicho previamente los abonos naturales más utilizados hoy en día por su alta efectividad son:

El compost

Es un tipo de abono orgánico  El compostaje convierte los desperdicios del hogar en fertilizante y materia orgánica mediante un proceso biológico de descomposición que los convierte en abono rico en nutrientes y sirve para fertilizar la tierra. El compost es un abono valioso para los suelos.

El guano

Por sus altos niveles de nitrógeno y fósforo, dos de los elementos indispensables para el metabolismo de las plantas, por lo que se trata de un abono ecológico de gran calidad para todos los cultivos tanto de interior como de exterior, tanto para usos domésticos como agrícolas. Independientemente de lo que elijas, semillas o plantas, asegúrate cultivar sin productos químicos.

El humus

El humus es la capa superior del suelo, rico en materia orgánica que proviene de la descomposición de los organismos y microorganismos benéficos, como hongos y bacterias. El humus es el resultado de un proceso natural, realizado por desechos vegetales en descomposición, como hojas, tallos, madera, raíces y otros, también residuos de origen animal, como excretas de animales microbianos de la tierra como de las lombrices.

El humus aporta productos nitrogenados al suelo empobrecido. Con un buen humus se trabaja la tierra con mayor facilidad por el mejoramiento de las propiedades físicas. Ayuda a la retención del agua y al drenado del mismo. Para un buen cultivo es necesario que sea una tierra rica, porosa y con humus.

Zanahorias orgánicas cultivadas con compost

Paso # 2 Elije tu cultivo.

El segundo paso para construir un huerto orgánico es elegir tu cultivo. ¿Qué vas a cultivar en tu jardín? Tal vez querrás cultivar hortalizas, legumbres, verduras y frutas para tu propia alimentación y la de tu familia. Inicialmente, además de lo que desees cultivar, querrás decidir si deseas comprar plantas o comenzar tu jardín a partir de semillas. Si comienzas con un buen tiempo de anticipación, puedes usar semillas, si no es así, puedes comprar plantas orgánicas en tu vivero local.

Cebollas orgánicas

Paso # 3 Organiza tu jardín.

¿Sabías que algunas plantas protegen naturalmente a otras plantas de enfermedades y plagas? Es cierto. Las caléndulas, por ejemplo, ahuyentan a los insectos y, si las plantas alrededor del perímetro de tu jardín, ayudarán a proteger tus hierbas, verduras y hortalizas.

Antes de transferir plantas a tu jardín, marca dónde las vas a plantar. Asegúrate de que haya suficiente espacio entre las plantas para que tengan campo para crecer y prosperar. Una pequeña planta de tomate puede crecer varios pies de alto y varios pies de ancho. Se debe dejar espacio suficiente para su buen desarrollo.

Rábanos cultivados orgánicamente

Paso # 4 Plaguicidas, herbicidas y fungicidas naturales.

Se ha dicho que los jardineros domésticos generalmente usan más productos químicos en sus jardines que los agricultores. ¡Son muchos productos químicos los que se utilizan! Curiosamente, el agua y el detergente suave protegen a muchas plantas de las plagas dañinas. Los aerosoles de pimiento picante o de ajo también funcionan para defender nuestros cultivos de las plagas. Y los depredadores naturales como las ranas y las mariquitas pueden mantener tu jardín sano y lleno. También algunas plantas protegen a otras de plagas y enfermedades.

Paso # 5 Mantenimiento.

El riego y el deshierbe es todo lo que tienes que hacer hasta que llegue el momento de cosechar. Ten cuidado de no regar demasiado. El suelo debe estar húmedo pero no inundado. Elimina las malas hierbas con regularidad para asegurarte de que tus plantas tengan todos los nutrientes y el espacio suficiente en el suelo para crecer.

Regando el jardín orgánico

La jardinería orgánica no es difícil cuando se comienza en un terreno bien abonado. Antes de comenzar un jardín muy grande como para alimentar a un ejército, es mejor cultivar solo algunas pocas plantas que sean del agrado de tu familia Cultívalas con éxito y el próximo año podrás cultivar un jardín más grande.

Ventajas del jardín orgánico

  • Te garantiza una alimentación saludable directo de la huerta a tu mesa sin pasar por intermediarios.
  • Los productos están disponibles el rato que quieras, como quien dice están a la mano.
  • Los cultivos orgánicos son más saludables porque carecen de fungicidas, insecticidas o abonos químicos.
  • Porque podemos involucrar a toda nuestra familia en el cultivo orgánico.
  • Los niños aprenderán el amor por la tierra y el valor de cultivar sus propios alimentos.
  • Un gran entretenimiento para toda la familia, para grandes y chicos.
  • Un motivo de gozo cuando las semillas empiezan a germinar y se ven crecer las plantitas.

Cultivos hidropónicos

 La Hidroponía es el arte de cultivar plantas sin usar tierra En los cultivos sin tierra, las raíces de las plantas reciben una solución nutritiva disuelta en agua donde los nutrientes (el alimento) que necesita la planta para su crecimiento y desarrollo son entregados en el riego. Los nutrientes son nitrógeno, fósforo y potasio (NPK) y micronutrientes.

Hermoso cultivo hidropónico de frutillas (fresas)
  • Con este cultivo se ahorra agua.
  • No se necesitan herbicidas.
  • La producción de los cultivos es de alta calidad.
  • No se utiliza mucho abono ni fertilizante.
  • Lo que esta
  • Lo que está en contra de este sistema de cultivo es el hecho de que la inversión inicial es alta lo que en algunos casos es un óbice para dedicarse a la hidroponía

Decídete comer saludablemente con los productos que tu misma has cultivado en tu jardín o tu pequeño huerto ya sea de forma tradicional o con hidroponía. De todos modos te vas a sentir realizada y feliz , no hay cosa que más relaje y llene el espíritu que el contacto con la naturaleza, además de sentirte satisfecha y orgullosa del trabajo que has realizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *