Aprender A Decir ¡No!

Hay muchas personas agradables en el mundo de hoy … o así parece con la cantidad de personas positivas con las que uno se encuentra a diario. Sin embargo, ¿qué pasa con la malvada palabra NO? la menos escuchada.

El saber decir no, es un proceder muy importante para nuestra vida porque nos permite tener confianza en nosotros mismos a la vez que aumentamos nuestra autoestima. Nos permite tomar nuestras propias decisiones y conducir nuestra vida conforme creamos conveniente.

De niños, fuimos criados para ser personas consideradas con los demás y para adaptarnos a la vida en sociedad tanto como fuera posible, a ser obedientes y cumplir con nuestras obligaciones, pero es necesario saber cuando debemos negarnos a hacer algo y cuando no. Es importante saber defender nuestros derechos sin hacer daño a los otros.

Lo más grave es que cuando cedes en algo que sabes que no va contigo te estás diciendo No a ti mismo y SI al otro y eso lo haces con mucha frecuencia. Seguramente esto es lo que estás haciendo ahora, aunque sea de manera subliminal. ¿La pregunta es cuándo es el momento para que uses tu NO de manera efectiva?

Situaciones en las que se debe decir NO

Cuando te provoca estrés

Hombre con estrés porque no sabe decir NO

Las personas con demasiados sentimientos que las agobian, con tensión nerviosa, al borde de un ataque de nervios y las personas que también sufren porque no pueden decir NO son generalmente las primeras en ser las víctimas del estrés intenso y duradero.

Es importante comprender tus propias barreras y limitaciones, y si bien es importante ayudar a los demás, primero debes cuidarte a ti mismo. Esto significa que a veces debemos decir NO a amigos y familiares, a fin de mantener un nivel óptimo de salud y bienestar. Decir NO a algo o a alguien no será fácil si estás acostumbrado a decir Si todo el tiempo, pero es necesario aprender a decir NO para simplificar la vida y controlar el estrés. Y con la práctica se aprende a decir NO.

Vídeo que enseña a decir NO

Cuando existen sentimientos que obligan

Estos son, con mucho, la causa más común del resentimiento en las personas, ya que básicamente se ven “obligadas” a decir sí, quieran o no. Tal vez la persona que te pide algo te hizo un gran favor en la vida, y ahora demanda de ti un SI, tal vez es un miembro de tu familia.

Sientes que tienes la obligación de estar siempre atento y realizar lo que esta persona te pida, pero debes preguntarte a ti mismo «¿cuándo estará mi factura pagada en su totalidad?”. ¿Continuarás con un sentimiento forzado de obligación por siempre? Esta constante situación de obligación crea resentimiento, y ¡el resentimiento literalmente puede hacerte sentir físicamente enfermo! Necesitas hacerle saber que tu estás primero ante todo, haciendo lo que quieres hacer. Si surge un problema, puede ser mejor romper la relación y eliminar a esta persona tóxica de tu vida.

De fiesta cualquier día

Persona con resaca porque no sabe decir NO

Esperamos sinceramente que no seas una de esas personas que hacen fiesta los días de semana. Aunque entendemos por completo la necesidad de descansar después de una agotadora semana de trabajo no hay ninguna justificación para quedarse hasta tarde por la noche cuando tienes la responsabilidad de un trabajo la mañana siguiente. Es más que probable que tus amigos te inviten a salir y te digan que no debes tener sentimientos de culpabilidad si sales, aunque tu sentido común te diga que no debes hacerlo.

No te estás haciendo ningún favor si sales, ya que estarás falto de sueño al día siguiente, por no mencionar la posible resaca y el sentirte miserable. Decir que SI a eso es decirle No a tu bienestar.

Permitiendo mal comportamiento

Niña que llora porque se le ha dicho NO

Nos ha sucedido a todos nosotros antes, un niño nos pide algo, luego escucha un NO, pero lentamente nos vence y cedemos, y no solo eso, cedemos en nuestra vida presiones mucho más grandes y no sabemos decir NO.

A amigos que te piden un préstamo para gastos innecesarios, que pueden parecer correctos e insignificantes en ese momento, les estás permitiendo un mal comportamiento y a la larga falta de respeto.

Cuando dices que NO, es necesario que sea NO. Ganarás mucho respeto y consideración por tener principios inalterables y te verán como un pilar de fortaleza.

Cuando te importunan

Persona que no habla para decir NO y todo lo acepta

Indudablemente, ha habido numerosas ocasiones en que te sientas en silencio mientras algo o alguien te hace hervir la sangre hasta el punto de una erupción, pero tú no muestras emoción alguna. Esto puede abarcar desde un jefe que te reprende en la oficina, un familiar o un cualquier extraño que considera apropiado afirmar su dominio sobre ti.

Al permitirlo, estás haciendo exactamente esto, enroscándote y asumiendo la posición fetal. Abre la boca, exige respeto y habla por lo que crees, no te quedes callada. Haz valer tus derechos con toda educación y altura, di NO.

Conclusión

NO, no es una mala palabra. Ha sido criminalizada a través de la sociedad y la creencia de que las cosas deben estar bien todo el tiempo. Solo terminarás sintiéndote resentido por ser débil, y nunca haciendo lo que quieres hacer al permitir que los demás siempre te pisen. ¡Debes pensar en ti mismo antes de pensar en nadie más, da el ejemplo!

Todas las imágenes son de Pixabay